Método Pominola

El jinete se acercaba…

5 comentarios

de muerte tristeza y desengaño

 

¿Te acuerdas?

El jinete se acercaba

tocando el tambor del llano

La otra noche se me vino a la cabeza, no sé porqué (ya sabes que la memoria a veces me hace esas cosas).

Y mientras intentaba comprender, me puse a recitar

Yo quiero ser llorando el hortelano

de la tierra que ocupas y estercolas

 

Y ahí me di cuenta. Me he hecho “vieja”. O mayor. Lo mismo da.

Cuando tenía quince años y estudiaba literatura en el instituto, me gustaban Rubén Darío y su princesa de la boca de fresa; ahora no entiendo cómo podía gustarme. Ya no me dice nada; he cambiado, claro. Sería un poco extraño y ridículo seguir igual que hace 25 años, además de muy triste.

Estos días todo me sabe a muerte, a tristeza. He perdido a alguien de mi familia de una forma inesperada. Un empujón brutal le ha derribado, como dice Miguel Hernández; y tan repentino ha sido el golpe, que nadie ha tenido tiempo de ponerse la máscara. Cada uno ha mostrado su verdadero rostro. Y algunos son muy feos por dentro.

Descansa en paz, Jesús.

Anuncios

Autor: Conchi

Eternamente enredada en ideas y palabras. En búsqueda permanente de mí misma.

5 pensamientos en “El jinete se acercaba…

  1. Lo siento, Conchi. Yo también creo que son los momentos más duros los que nos suelen desnudar y nos muestran tal como somos.
    Y que hay que vivirlo lo más “sanamente” que se pueda…
    Besos

  2. Hola, hoy he descubierto tu blog por casualidad, lo he descubierto esta mañana, y me lo he leído de tirón, entrada por entrada. Ayer fue un día dificil para mí, esta mañana buscaba una respuesta, iba a hacer una tirada de tarot por internet para orientarme en mi vida, y de casualidad he abierto el correo y he leído un post de Oye Deb, he visto un comentario tuyo y he entrado en tu blog, y en el he encontrado la respuesta que buscaba desesperadamente, ha sido una señal de Dios, estoy segura. Gracias, porque todas a veces nos sentimos desesperadas y nos han marcado a fuego en nuestro ser como debemos ser ante los demás, olvidándonos de nosotras mismas y siempre hay alguien que se beneficia de ello claro, el egoismo de los padres y a veces de los propios hermanos que intentan manipularte a su antojo. Y buscando respuestas he de decidido reinventarme como tú. A ver si lo consigo. Gracias otra vez, me encanta como escribes.

    • Cari, si tú quieres reinventarte, ¡claro que lo vas a conseguir!

      Es difícil y a veces te preguntas si no sería mejor quedarte como estabas, pero cada paso que das te demuestra que no. Que merece mucho la pena. Cuando te encuentras y te aceptas, todo sale de forma natural y espontánea. Y te sientes bien, te sientes viva, te sientes TÚ.

      Me anima mucho saber que hay más gente haciendo el camino conmigo. Gracias por venir.

      Un beso y mucho ánimo, Cari.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s