Método Pominola

Reto de los 122 días: Día 30

Deja un comentario

Algo importante que he aprendido en el último mes:

Tu imaginación es fértil como un campo bien abonado

fondo verde

¿Conoces algún suelo que se cultive solo? Yo no.

Para obtener frutos, hay que trabajar con el suelo. Trabajar mucho y de forma constante.

Por mucha calidad que tenga la semilla, ella solita no se entierra en el suelo, ni se riega, ni se abona.

Por mucho talento que tengas, no va a salir como un grano que erupciona de repente sin que nadie lo llame.

Desengáñate, eso no va a pasar.

Sólo de ti depende que tu cosecha sea ésta

pedregal

o esta otra

 

campoflorido

¿Cómo lo ves?

 

Anuncios

Autor: Conchi

Eternamente enredada en ideas y palabras. En búsqueda permanente de mí misma.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s