Método Pominola

Conocerte mejor: el testamento

Deja un comentario

Cuando empecé a investigar mi historia familiar en 2006, cometí muchos errores de principiante; uno de ellos fue pensar que podía prescindir de investigar en el campo de los testamentos.

En una rama de mi familia he conseguido remontarme hasta cerca del año 1500, y todos los individuos que he encontrado se dedicaban a faenar en el campo. Sólo mi bisabuelo se hizo albañil, y su hijo (mi abuelo paterno) casi terminó la carrera de medicina.

Es decir, todos eran pobres. ¿Cómo iba a imaginar que dejaron decenas de testamentos entre unos y otros?

Mi segundo error de principiante fue pensar en esas personas en términos actuales. No puedes suponer cuál sería el comportamiento de alguien nacido en 1800 pensando con los parámetros de alguien de dos siglos después. Pensar “Si era pobre y trabajó toda su vida rompiéndose la espalda en el campo, ¿para qué iba a hacer un testamento? No tenía nada que legar”.

Tengo bastantes testamentos donde se legan mesas, sillas y ropa de uso diario. ¿Te imaginas ir a un notario y pagarle para que te redacte un testamento donde legas tus vaqueros y camisetas a tus hijos o parientes?

Los testamentos (y los documentos notariales, en general)  aportan muchísima información de distintos tipos. Así que no debes menospreciarlos.

En España, los archivos notariales se denominan “archivos de protocolos”. Los documentos redactados ante notario se conservan en la notaría durante 25 años, y luego pasan al archivo notarial del distrito donde permanecen otros 75 años. Por fin, cuando cumplen el siglo de vida, van a parar al archivo histórico notarial (que suele estar en el archivo histórico municipal o provincial).

En esta última ubicación encontrarás índices de los protocolos notariales (cartas de dotes, poderes notariales, testamentos, etc) ordenados según distintos criterios. Por localidades, por apellidos del otorgante, por apellido del notario que firma, por fecha.

Cosas a tener en cuenta cuando visites el archivo notarial:

– los documentos no siempre se redactaban en la población donde vivía el interesado (porque no había notario, porque estaba de viaje, porque el testador no quería que nadie supiera que visitaba al notario). Ten cuidado y no te limites en tu búsqueda, muévete a las poblaciones cercanas.

– ten paciencia: los testamentos suelen ser muy extensos y llenos de fórmulas que se repiten (por ejemplo, las dos primeras páginas pueden estar dedicadas a florituras religiosas).

– en el acta de defunción del registro civil se suele indicar si el difunto testó o no, y en caso afirmativo, ante qué notario lo hizo.

Si no sabes si existe testamento o no, puedes dirigirte al Registro de Actos de Última Voluntad. Según la web del ministerio de justicia, “el Registro de Actos de Última Voluntad es aquel en el que se inscriben los testamentos, con el fin de garantizar el conocimiento de su existencia una vez fallecidas las personas que los hubiesen otorgado o bien en vida por los propios otorgantes.”

Cumplimentando un formulario con los datos del fallecido (nombre, lugar y fecha de la defunción) y abonando la tasa correspondiente (que ahora mismo es de 3,62 euros), el registro te envía un certificado donde se indica si existe testamento o no, y si lo hay, dónde está.

Ya sé que explicado así resulta un rollo, pero te aseguro que no lo es. En un testamento puedes descubrir muchísimas cosas de una persona: cómo vivía, cómo era su relación con su familia, las deudas que tenía y porqué, las cosas que compraba, las rencillas familiares que existían. Algunos de estos documentos son auténticos folletines, te animo a que los descubras.

Anuncios

Autor: Conchi

Eternamente enredada en ideas y palabras. En búsqueda permanente de mí misma.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s