Método Pominola

Conocerte mejor: el registro civil.

Deja un comentario

registro civil

En el registro civil se inscriben los nacimientos, los matrimonios y las defunciones. En España empezó a funcionar oficialmente en 1871 aunque en algunos municipios hubo un pre-registro entre 1840 y 1870. Los libros de este registro se conservan en los archivos municipales correspondientes.

A partir de 1871, debían registrarse todos los nacimientos, matrimonios y defunciones. En estos certificados se puede encontrar mucha información útil para nuestra investigación, y teniendo en cuenta que los trámites son gratuitos, han de ser el primer paso.

Los certificados puedes solicitarlos por carta, rellenando un impreso y enviándolo al registro de la localidad donde ocurrió el hecho que investigas (nacimiento, matrimonio o defunción). En el impreso debes indicar la fecha del hecho, y a veces también sirve si pones una fecha muy aproximada. Esto dependerá de la carga de trabajo del personal del archivo, y de la existencia de índices de los libros que faciliten la búsqueda. Alguna vez te devolverán el impreso indicándote que no aparece nada en el registro para la fecha y nombre que has indicado. Otras, no tendrás ninguna respuesta en absoluto. No pasa nada, hay que seguir adelante.

Otra forma más cómoda de solicitar el certificado a través de internet. Es el mismo impreso pero tienes que rellenarlo online. Un detalle importante es el tema del “tomo” y el “folio”, que aparecen como campos requeridos (es decir, que hay que rellenarlos obligatoriamente). Como lo más normal es que no los conozcas, pones 0 en cada uno de ellos y ya está.

Si todo va bien y con un poco de suerte, en 3 semanas (o varios meses, nunca se sabe) tendrás en tus manos el certificado del registro. Ahí encontrarás domicilios (que te serán útiles más adelante para buscar en los padrones de vecinos), nombres de los padres, de los abuelos (en los certificados de nacimiento) o de los cónyuges e hijos (en los de defunción). En algunos certificados de defunción, se indica que el difunto testó ante el notario don Pepito Pérez Montesdeoca: esto también te servirá cuando te adentres en el fascinante mundo de los testamentos.

Consejos:

  • En el campo donde dice “finalidad con la que solicita el certificado” escribe : ASUNTO DE FILIACIÓN. No pongas nunca nada que incluya el término genealogía ni similar, porque a veces no da buenos resultados.

  • Lleva un diario donde anotes todos los certificados que vayas pidiendo. Márcalos como recibidos cuando los tengas en tu poder. Si recibes el impreso de vuelta, indicando que no aparece en el registro, anótalo también. En el futuro, te ahorrará mucho tiempo.

  • Escanea los certificados para conservarlos en forma digital, y si tienes tiempo y ganas, transcríbelos en un documento de texto. De este modo podrás localizar fácilmente cualquier dato haciendo una búsqueda en el ordenador, en lugar de tener que revisar las 3 carpetas con 261 certificados en papel que tienes guardadas en el altillo del armario de tu hijo pequeño.

  • En España, los certificados del registro civil no cuestan nada. Ten cuidado con las empresas que se dedican a “buscar” el certificado para ti, a cambio de cantidades a veces superiores a los 50 euros.

 

La semana que viene visitaremos los archivos parroquiales. ¡No te olvides de venir!

 

Anuncios

Autor: Conchi

Eternamente enredada en ideas y palabras. En búsqueda permanente de mí misma.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s