Método Pominola

Personas que me inspiran: mi vecina Manolita

Deja un comentario

brillante

Manolita es vecina de mis padres desde hace 30 años, cuando se casó con Agustín, vecino nuestro de toda la vida.

Manolita es de un pueblo de campo, apenas tiene estudios y llevaba camino de quedarse soltera cuando conoció a Agustín en las fiestas del pueblo. Cuando llegó al barrio se integró rápidamente; parecía una mujercita apacible e inofensiva, dedicada únicamente a su casa y su marido. Pero no. No lo era.

Manolita es una emprendedora, pero no como las que salen en las revistas femeninas que tanto detesto. No usa portátil ni tiene un iphone, ni falta que le hace. Con su cabeza y su entusiasmo lo hace todo: esas son sus armas.

Cuando la tiendecita que su marido regentaba empezó a ir mal, la reconvirtió en una peña flamenca; y cuando ésta se fue al garete, se inventó un local social para personas mayores. Ha vendido (y vende) toda clase de productos por catálogo; organiza rifas y festejos de todo tipo. Compró una furgoneta vieja para su marido, y éste la reparó y la utiliza para hacer pequeños portes.

Nunca, en 30 años, la he oído quejarse de la crisis (y hemos pasado unas cuantas). Pero no saldrá en ninguna revista porque ya no es joven ni fotogénica, así que desde aquí le digo:  ¡Sigue adelante, Manolita!  Nadie puede pararte si tú no te dejas.

Anuncios

Autor: Conchi

Eternamente enredada en ideas y palabras. En búsqueda permanente de mí misma.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s