Método Pominola

La mala madre

2 comentarios

la mala madre

Sí, soy mala madre, ¿qué pasa?

 

Sería a principios de 2011, porque mi hijo iba a cumplir un año y la niña tenía casi cinco. Llevábamos meses sin salir con nadie, y mi marido se quejaba de que no teníamos vida social; de modo que acepté ir a comer con otras dos parejas para no tener que escuchar reproches.

Vinieron Luis y Alicia, con su niña de pocos meses, y un amigo de mi marido con su mujer y su niño, de un año y pico. A Luis lo conozco desde mis tiempos de instituto, así que enseguida empezamos a charlar para ponernos al día. Recuerdo que me preguntó: “¿Y qué es de tu vida?”.

“Mi vida se terminó cuando nació mi hija”.

Se lo dije así, con amargura, porque mi vida entonces rezumaba amargura por todos lados. En aquel momento me sentía así, absorbida y anulada completamente por mis hijos; no era consciente de tener una vida propia, mía, separada de la de ellos. Creo que la palabra exacta es alienación, que según el diccionario es un “estado mental caracterizado por una pérdida del sentimiento de la propia identidad”.

Así me sentía yo, y si lo dije fue por desahogarme; pero todos me miraron fatal. Cuando se habla con una madre de hijos pequeños, normalmente se espera que te diga que se siente plena y realizada y perfectamente dichosa. Es la respuesta correcta.

No volvieron a preguntarme nada más; pero al cabo de un rato, en voz muy baja, Alicia me confesó que estaba siendo muy difícil, que no se encontraba bien.

“No pensé que sería tan absorbente…ni siquiera puedo ducharme con tranquilidad”.

Meses después, supe que Alicia había estado en tratamiento por una depresión posparto.

 

Recordé todo esto al ver en televisión una noticia sobre Madeleine McCann, la niña desaparecida en el Algarve portugués en 2007. Seguro que conoces este caso, porque fue muy difundido en su momento.

Se sospechó de los padres, y especialmente de la madre; y uno de los “argumentos” para estas sospechas era el diario que la madre escribía. En este diario, la madre se quejaba de la intensa actividad de la niña y de sus dos hermanos pequeños, y se mostraba agotada y desbordada por el cuidado de los hijos. Se quejaba también de que el padre no se implicaba como ella y que incluso se iba a jugar al tenis mientras ella se quedaba en casa a cargo de los tres niños.

En ese momento yo sólo tenía a mi hija, que además era muy pequeña, y no supe comprender el verdadero alcance de la desesperación de esta mujer. Ahora estoy convencida de que escribió esas palabras allí porque necesitaba decirlas pero no se atrevía a hablar con nadie.

Si dices esas cosas, te miran mal. Incluso te reprenden. Una vez fui recriminada por otra madre, que hace poco me ha confesado que ella se sentía igual que yo. Pero si lo reconocía, si me daba la razón, era como admitir que era una mala madre.

Yo soy mala madre y lo digo así.

Soy mala madre porque no quiero ser un apéndice de mis hijos. Quiero tener tiempo para mí, dedicarme egoístamente a mis asuntos sin niños que griten y bailen a mi alrededor. Quiero seguir siendo yo, no “la madre de”.

Quiero que la maternidad me convierta en una mejor versión de mí misma, no en una versión limitada.

A lo mejor, al leer esto, piensas que no quiero a mis hijos. No es cierto; los quiero más que a nada en el mundo. Pero, ¿sabes una cosa? También me quiero a mí. ¿Significa esto que soy una mala madre?

 

Anuncios

Autor: Conchi

Eternamente enredada en ideas y palabras. En búsqueda permanente de mí misma.

2 pensamientos en “La mala madre

  1. Qué entrada más buena, Conchi. Creo que es muy normal que te hayas sentido así. Yo no creo que seas mala madre, simplemente realista. Mi madre – quién nos quiere mucho y se ha sacrificado mucho por nosotros, nos dijo – cuando ya tendríamos 20 años o así – que si ella volviera a nacer seguramente no tendría hijos. También nos dijo que dejó de ser ella para ser “mamá”. Yo nunca lo tomé como un reproche, y la comprendí perfectamente. A veces he contado esto a gente que me ha dicho que eso es una barbaridad decírlo y menos a los hijos. Sin embargo, yo admiro a mi madre por habernos tenido, criado y habernos comunicado la realidad de su experiencia – pues tener hijos tampoco es tan gran chollo, la verdad. Ella también tuvo depresión post-parto – en los años 60 – no sé si eso se llamaba así entonces :).

    Yo nunca he querido hijos y no los he tenido.
    Aúnque no dudo que quieras muchísimo a tus hijos – es pesado y cualquier madre es de admirar – sobre todo la gente que tiene otras muchas cosas en su cabeza, en una cabeza activa y creativa.

    “Cuando erais pequeños y estábais resfriados y me tenía que quedar en casa con vosotros todo el día, con vuestras conversaciones y actividades de niños, acababa desquiciada” – también nos dijo mamá 🙂 pero es que yo lo comprendo . . . 🙂

    Un saludo, y te sigo leyendo. Me encanta tu blog, estoy suscrita.

    Ana

    • ¡Hola Ana!

      A mi hermana y a mí, mi madre nos ha dicho a veces eso mismo. Que si volviera atrás en el tiempo, no tendría hijos, porque dan más disgustos que satisfacciones. Pero, por otra parte, también nos transmitió que todas las mujeres “normales” desean tener hijos. Así que mi hermana es una “anormal”, porque ni los tiene ni los quiere; y ha tenido que soportar muchos comentarios estúpidos a cuenta de eso.

      Mi madre es especialista en mensajes contradictorios, como por ejemplo:

      – las mujeres deben tener una profesión para ser independientes y ganarse la vida por sí mismas (lo que ella hubiera deseado).

      – las buenas madres se quedan en casa cuidando de sus hijos, no los dejan abandonados para irse a trabajar (lo que hizo, porque así se lo había enseñado su madre).

      Gracias por leerme, espero que en Septiembre me acompañes en el reto que me he propuesto, aunque sea para darme apoyo moral 🙂

      Conchi.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s