Método Pominola

Matar un sueño

2 comentarios

matar un sueño

 

Fue hace muchos años, quizá veinticinco. Recuerdo que era domingo.

Iba con mi madre cuando nos encontramos con Andrés, un amigo de mis padres. Se conocían desde siempre (mi padre y él estudiaron juntos en el colegio) de modo que se hablaban con confianza.

Mi madre le preguntó por sus hijas, que ya habían terminado el bachillerato, y él le explicó a qué se dedicaba cada una. La mayor estudiaba enfermería, y esto a los padres les parecía acertado. Y la pequeña… La pequeña les había preocupado un poco, porque estando en el instituto se le ocurrió decir que quería estudiar bellas artes. Así que su padre la subió al coche y la llevó a una plaza donde solían reunirse “artistas callejeros”. Cuando llegaron, un hombre joven estaba pintando con tizas una escena bíblica en el suelo. Un poco más allá, había puesto una caja de cartón para que le echasen unas monedas.

Andrés llevó a su hija hasta allí, señaló al joven y su obra, y le dijo: “¿Ves esto? Este hombre dibuja muchísimo mejor que tú, y mira dónde está. ¿Así quieres terminar tú?”.

Algún tiempo más tarde, la chica terminó el bachillerato y comenzó a estudiar enfermería, como su hermana. El padre se felicitaba por su intervención, que sin duda había salvado el futuro de su hija. Y, lo peor de todo, mi madre le daba la razón.

Cuando el hombre se marchó, me quedó una sensación muy desagradable. Le comenté a mi madre que aquel padre había sido cruel con su hija, y la respuesta que recibí me dejó aún más triste y decepcionada.

Lo ha hecho por su bien. Los padres nos preocupamos por los hijos, y tenemos que cuidar de que hagan lo que más les conviene.”

No recuerdo la edad que tenía yo, serían 14 o 15 años, y también me gustaba dibujar. No me había planteado todavía cuál quería que fuera mi profesión, pero aquel episodio me dejó una cosa muy clara: que es mejor no compartir tus sueños. No vaya a ser que, con las mejores intenciones, los aplasten de un pisotón; y encima luego esperen que estés agradecida por hacer “lo mejor para ti”.

 

Anuncios

Autor: Conchi

Eternamente enredada en ideas y palabras. En búsqueda permanente de mí misma.

2 pensamientos en “Matar un sueño

  1. Me ha helado la sangre…… :-(.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s