Método Pominola

Acuérdate de vivir

Deja un comentario

Esta entrada la escribí hace varios meses, cuando me planteé por enésima vez comenzar a escribir un blog. Ahora ya no refleja mi situación actual, pero la he querido recuperar porque se ve claramente cómo ha cambiado mi vida en este tiempo, y cómo puede cambiar la tuya si te lo propones.

**************

Una de las situaciones más frustrantes por las que he pasado desde que dejé mi trabajo de oficina para convertirme en madre y ama de casa, es aquella en la que algún conocido me pregunta: “¿y tú, qué haces en el día a día? Ahora que no trabajas, tendrás tiempo para todo.”

El “no trabajas” ya es como para mandar al que sea a freír espárragos; pero me contengo y pienso que no lo ha dicho con mala intención; que es sólo la versión abreviada de “no trabajas FUERA DE CASA”. Y entonces tengo que responder: “Nada. No hago nada”.

Al decir esto, me odio con toda mi alma. Pienso que sí, que es verdad, que debería hacer millones de cosas en mi tiempo libre. Todas esas cosas que tanto echaba en falta cuando trabajaba en la oficina, y me decía: “algún día, cuando tenga tiempo, haré esto y aquello y todo lo demás”.

Pero, ¿es cierto que no hago nada? ¿Cómo puede ser? Porque me paso el día sin parar ni un segundo… haciendo las tareas de la casa, ocupándome de los niños, yendo al banco, a las actividades extraescolares, al colegio…

No reservo ni un minuto para mí. No hago nada para mi disfrute personal, para aprender o mejorar. Cuando acaba el día, no puedo decir que he vivido. Me he limitado a sobrevivir…Otro día más que pasa sin dejar una huella.

**************

Me costó mucho romper esa rutina de “no hacer nada”, a pesar de lo mucho que lo deseaba (y necesitaba). Fue duro. Pero lo hice.

Me apunté al gimnasio, empecé un curso de especialización en la universidad, volví a leer novelas, me inscribí a un curso virtual de genealogía, empecé a escribir un libro. Algunas cosas me hacen disfrutar más que otras, pero todas me hacen sentir viva. Ya había olvidado lo que era VIVIR…

Y tú, ¿vives o te limitas a sobrevivir?

 

Anuncios

Autor: Conchi

Eternamente enredada en ideas y palabras. En búsqueda permanente de mí misma.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s